Escrito por N.robles    Lunes, 03 de Agosto de 2009 20:30    PDF Imprimir E-mail
PONEN EN VALOR EL CENTRO ARQUEOLOGICO DE ANTASHUAY

Con la presencia de autoridades locales, turistas y estudiosos, el pasado 29 de Julio, la Municipalidad Distrital de Andajes en el marco de celebrar los 152 aniversario de su creación política, puso en valor el Centro Arqueológico de Antashuay, que a partir de la fecha se estaría convirtiendo en un atractivo turístico más de la Provincia de Oyòn.

Los trabajos de investigación se viene siendo realizado por el reconocido hijo andajino, el arqueólogo Josep Bernabé Romero desde el 2001, fecha en que se inicio los trabajos de recuperación de este importante complejo arqueológico que data del periodo pre incaico (Intermedio Tardío 1000 – 1430 d.C).

 

Inicios de Investigación:

A partir de esa fecha se contó con la participación activa de la Comunidad Campesina San Santiago de Andajes, de la Municipalidad Distrital del mismo nombre, en donde se realizaron trabajos de desmalezamiento y la habilitación de un camino dentro del complejo arqueológico.

Posteriormente en el año 2004 se formalizó los trabajos con la firma de un convenio entre la Municipalidad Distrital de Andajes, el Instituto Nacional de Cultura y el Centro de Investigaciones Andinas Umasuyo, de cuyo resultado se obtuvo el levantamiento planimetrico, la delimitación de intangibilidad y la declaratoria del sitio como Patrimonio Cultural de la Nación mediante Resolución Directoral Nº 1322/INC de fecha 2 de Diciembre del 2004.

En Diciembre del 2007 se realizaron por primera vez las excavaciones con fines de investigación, trabajos que duraron hasta marzo del 2008. Con ello se pudo definir la zona de trincheras y amurallamiento con contrafuertes, se descubrieron la existencia de una serie de recintos en lo que se creía que era una gran plaza o espacio abierto, y finalmente, en el sector de la Kallanca (hoy Plazuela de la Huanca) se estableció que existía un recinto de carácter religioso, con tres vías de acceso hacia una plazoleta empedrada, la cual se construyó sobre una gran terraza artificial.

Trabajos efectuados:

En el presente año se han ampliado los trabajos en los sectores E, F consistente en desencombramiento de un numero indeterminado escaleras, recintos, pasadizos y patios, indicando un aglutinamiento urbano para lo que habría sido los momentos cumbres de la ocupación y desde luego una gran complejidad socio cultural reflejada en la alta arquitectura alcanzada en Antashuay.

Los materiales culturales encontrados hablan de una producción local complementada con fuertes relaciones socio culturales con regiones vecinas como Antamarca (Huacho Sin Pescado), Guagya (Cochamarca), Huachog (Navan) y Gotumarca (Pachangara), así como una fuerte presencia Inca en tiempos posteriores.

Así como se han realizado labores de investigación en el centro arqueológico de Antashuay, en la misma localidad de Andajes con el apoyo de la Municipalidad, se ha implementado un pequeño museo en donde se guarda celosamente algunos ornamentos y vestigios hallados para ser puesto en consideración de los turistas que ya empezaron a visitar este nuevo destino turístico.

Josep Bernabé, Arqueólogo andajino: Puesta en Valor el Centro Arqueológico de Antashuay.

Durante la exposición y presentación del Centro arqueológico de Antashuay, el arqueólogo Josep Bernabé Romero, agradeció de manera especial el apoyo incondicional del Dr. Peter Bardales de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, al Presidente de la Asociación Andajes de los hijos residentes en Lima, a la Municipalidad Distrital y la Comunidad Campesina San Santiago de Andajes.

Igualmente señaló Josep Bernabé el significado de poner en valor el Centro Arqueológico de Antashuay, es darle el verdadero sitial que se merece; estudiarlo, investigarlo, conservarlo y diseñar toda una serie de elementos que permita al visitante ilustrarse, conocer cual fue el origen de esta civilización.

Sala de Exposición:

“Hemos diseñado esta pequeña sala de interpretación en donde queremos que en el futuro se pueda implementar mejor con vitrinas, módulos que permitan dar la mayor visualización, interpretación de los elementos que hemos encontrado, y así los visitantes se vayan con el conocimiento que pueda transmitirse en Churin, en Lima de que aquí en Andajes se esta poniendo el valor el Centro Arqueológico de Antashuay, que tiene muchos años de antigüedad”, señaló el arqueólogo andajino.

Misión Polaca:

Detalla el arqueólogo andajino, que las primeras investigaciones efectuadas en la provincia, se realizan a partir de una misión polaca en 1978, dirigido por el investigador arqueólogo polaco el Dr. Andrés Chalonoski, quien realiza toda una serie de trabajos de investigación en la ruinas arqueológicas de Antamarca, de la Comunidad Campesina de  Huacho sin Pescado.

En dicha ocasión Andrés Chalonoski realiza una serie de prospecciones y reconocimiento de zonas arqueológicas en las cuenca del Rio Checras, del rio Cayash, encontrando una serie de fragmentos de cerámicas que tienen la decoración típica de círculos estampados que es característico de todo lo que es ahora la provincia de Oyòn.

Señaló así mismo que todas las sociedades que vivieron en estos lugares, tenían el mismo estilo de cerámicas, antes de la llegada de los Incas, posteriormente modifican un poco el patrón y ya aplican otros colores y formas destacando que tanto en Antamarca y Antashuay tienen las mismas características.

Otras de las características que tienen mucha relación con estas culturas son el camino inca que esta ubicado en uno de los grandes ramales que viene desde Cajamarca, llegando a Oyòn, la misma que cruza todo el Callejón de Huaylas, Mangas, Cajatambo, y continúa por Junín, hasta llegar al Cusco.

Otro sitios con restos arqueológicos importante es Huagya que esta ubicado en el Distrito de Cochamarca, con una relación socio cultural con  Huacho sin Pescado,  Navan, todos ellos conectados a un cerro importantísimo como el Vizunque, considerado el Dios Tutelar de la zona o apu mayor donde la gente lo rendía culto con ofrendas y tributos.

Area total de Antashuay:

El aérea total de todo el complejo arqueológico  de Antashuay se caracteriza por presentar  tres montículos;  en el sector principal se encuentra con un área residencial, defensiva- militar, ceremonial, los otros montículos o cerros promontorios registran evidencias arqueológicas consistentes en todo un sistema de defensa como puestos de vigilancia y murallas.

El desarrollo de esta cultura se da en el periodo intermedio tardío, mas o menos entre 1000 a 1470 años d.C., durante una época donde se registra muchos conflictos étnicos, quizás por problemas tierra, agua con otras sociedades, teniendo como escenario principal el sitio de Cucun o la quebrada de Pachangara y Checras, puntualizó Bernabé Romero.

 

La Gran Plaza Empedrada:

“Cuando iniciamos las primeras investigaciones con excavaciones en el sector f, descubrimos una gran plaza empedrada donde se ubicaba una gran huanca, una piedra parada para rendir culto, la huanca era considerada como un ancestro para los habitantes del mencionado lugar”, señala el investigador.

Según las investigaciones efectuadas por el arqueólogo andajino, determina que el sitio se encuentra destruido a pesar del tiempo y cuando se funda la ciudad de Andajes, estas comunidades andinas fueron reducidas hacia el pueblo colonial, pero mucha gente de estos lugares volvian a sus antiguos ayllus o a sus marcas para poder vivir a la manera indígena.

Ante esa situación  los españoles reprimen a las poblaciones asentadas en estos lugares y empiezan a destruir las zonas mas importantes, es por eso que la plaza y la huanca se han encontrado no en su lugar de origen, sino parece que habría sido arrojada con otras piedras, quedando completamente destruido todo este complejo en aquella época.

Fragmentos encontrados:

De acuerdo a las excavaciones que se ha podido realizar –señala Bernabé Romero- se han encontrado algunas herramientas y armas de defensa como una punta de proyectil, un petroglifo que esta orientado hacia el norte que tiene una relación astronómica, abundante material óseo de camélidos o llamas entre adultos y mas pequeños, algunos objetos orfebres como una vasija, puntas de proyectil, batanes fragmentados, una serie de porras para lisar cerámicas, boleadoras, percutores que sirven para chancar metal.

De la fragmentaría de cerámica halladas no solamente indica una ocupación local, sino también estilos cerámicos que provienen de otras zonas, como por ejemplo un aribalo que viene probablemente desde el Cusco,  también se encontraron fragmentos de cerámicas con bordes circulares que los polacos los llamaron como Quillahuaca o tradición Kayash.

Este estilo cerámico se encuentra en la costa en el valle medio de Sayan, igualmente en Chancay en la zona de Pasamayo, mostrándonos que había una relación de esta zona con otras regiones como la costa y las partes altas de Oyòn.

Puntualiza el arqueólogo que en aquellas épocas esta zona estaba muy bien comunicada, por ejemplo en la carretera de Churin  Sayan al margen derecha e izquierda se ve el camino inca, como una hilera que va hacia la parte alta.

También se encontraron fragmentos de cerámica colonial, indicándonos la ocupación temprana de la cultura hispana en la zona de Antashuay, antes de las reducciones  toledanas.

Corregimiento de Caxatambo:

Otro dato importante a tener en cuenta es haber obtenido una copia de un mapa que data de 1791, (este plano se encuentra en el museo británico en Londres), donde indica el antiguo corregimiento de Caxatambo, lo que ahora son las provincias de Chiquian, Ocros, Cajatambo, Oyòn, colindado con las zonas de Huaylas, Conchucos, con la intendencia de Tarma, Chancay y Checras.

Dentro de todo el corregimiento de Caxatambo había una serie de pueblos que se origina por las reducciones toledanas, entre ellas Andajes, ubicado prácticamente en todo el recinto arqueológico en la parte sur,  conocido en aquella época de la colonia  como la encomienda de Andax; ya en la época republicana Oyòn adquiere una importancia económica por la producción de la minería,

Iglesia Colonial San Santiago:

Finalmente durante la puesta en valor del Centro Arqueológico de Antashuay, el Alcalde Distrital Juan Antonio Bernabé Conejo hizo mención a otro de los circuitos turísticos, como la Iglesia Colonial de San Santiago, en donde se han realizado trabajos de conservación y restauración en un 80 porciento; conservando las pinturas coloniales en la parte frontal que data desde 1725.

En estas pinturas coloniales se puede mostrar el sincretismo de estas dos culturas, la hispana y la andina: en la época prehispánica se adoraban objetos como las huancas, luego ya cuando viene la colonia viene la imposición a la fe católica y los tres pueblos mas importantes de la provincia o que fue el corregimiento de Caxatambo; Andajes, Cochamarca y Churin, se instalan tres curatos para la adoctrinacion de la población.

 

El Dato:

En este mes de agosto estaría llegando una misión polaca para realizar investigaciones arqueológicas en cuenca  baja del rio Huaura.

Al asentamiento de Antashuay o se le conocía con el nombre de Pugag Guaranga.

Si tienes algún comentario puedes escribirnos a: Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla , Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla

Actualizado ( Lunes, 03 de Agosto de 2009 21:00 )